Colombiano destacado, Uriel Anuff Velasquez

Posted on July 21, 2010

0


SIN UNIÓN, SIN FUTURO…

No es valido pensar en un futuro sino lo pensamos desde unos cimientos creados desde la razón, armonía y unidad por parte de cada ser humano de este  planeta.

Hace mucho tiempo dejamos de vivir en sociedades aisladas, poco industrializadas, divididos por al parecer interminables extensiones de tierra y donde cada cual vivía su vida casi como la quería vivir. Este hecho es muy importante reconocerlo, por la sencilla razón que nuestra evolución nos ha obligado a repensar nuestra relación con nosotros mismos, nuestros semejantes y hasta nuestro entorno, todos nuestros actos afectan a los demás y los actos de los demás nos están afectando ininterrumpidamente a nosotros, comprendido al mejor estilo del Butterfly effect.

Kapital Verpflichtet, (El capital te obliga…) Esta bien tener, pero hay que saber tener.

El único futuro posible y al cual todos debemos apuntar es aquel en donde los sabios, inteligentes y/o poderosos apoyan a los mas débiles y requeridos de nuestras sociedades, donde la producción y la satisfacción de nuestras necesidades se realizan con un manejo sabio y prudente de los recursos naturales, donde la protección no sea por la vía disuasiva, ni por el uso de las armas, donde cada niño sea educado bajo parámetros que le inculquen los comportamientos correctos de la vida en sociedad, como aquel que nos enseña que la tolerancia es el respeto hacia nosotros mismos, como una especie hermosamente dotada de pensamientos plurales, donde cada persona siempre tendrá algo que aportar.

En este mundo nadie trataría de ser más importante ni más rico que el otro y si fuera aún necesario habría un vínculo de ética y responsabilidad obligatoria en el uso de los recursos financieros.

Los héroes y líderes serán personas que nos convencen por ser humanos de corazón, por su buen ejemplo y por sus esfuerzos intelectuales como prácticos aplicados al bien común y por una tierra unida donde las fronteras solo existan como un método de ordenamiento, no para ser discriminados, ni para ser sometidos. En este futuro cada humano tendrá la libertad de desarrollarse en tantas facetas como le sea posible.

Es increíble inclusive, la sensación experimentada por tan solo poder describir este ideal.

En mi aun corta vida y experiencia vivo obsesionado por aprender como actúa el hombre y por que actúa de esa manera, encontrando muchas falencias  a la hora de definir el concepto de la palabra “Paz”.

Lo contrario a La Paz no es la guerra, (La guerra solo es un momento donde se obligan o programan muchas personas para morir masacrados, mientras otros defienden sus propios intereses o simplemente se hacen más ricos.

– ¿Acaso un verdadero líder no encontraría la forma de ganar una guerra, sin derrama una sola gota de sangre?)

Lo contrario de La Paz es la insatisfacción de nuestros propios defectos como humanos, es ese impulso negativo que proviene de nuestra información primitiva. La verdadera Paz o Paz integral, se consigue desde lo personal, luego desde lo biológico, político, económico y social.

Los dirigentes actuales están llamados a encontrar esas personas, que sean capaces de proponer e impulsar políticas nuevas y benéficas no solo para sus pueblos, si no para la humanidad entera.

Es imposible hablar de Paz sin molestar intereses ajenos, pero; ¿Quién mas si no somos nosotros, los jóvenes los que debemos apoderarnos y llevar la bandera de lucha por esta?

Todos los jóvenes del mundo a través de la creatividad y conocimiento compartido, debemos ser masivamente convocados y escuchados para demostrar que La Paz no se consigue por medio de sofisticadas operaciones militares, ni tampoco es posible desarrollarla en una sociedad pasiva, sólo es posible en una sociedad que se involucre y participe activamente cambiando y aportando.

Una hermosa mañana imaginé un lugar donde todas las personas nos uníamos como hermanos y gritábamos al unísono la felicidad de vivir en Paz, cada individuo, cada emisora, cada canal, cada mural, cada dirigente, cada sonrisa dibujada en la cara de los niños, donde los intereses personales eran dejados a un lado y nos dábamos cuenta  que el único fin de estar sobre la tierra respirando y nuestros corazones latiendo, era la dicha de conocer  aunque fuera por sólo un instante el poder ayudar al prójimo, tender nuestras manos, sentirnos un sólo ser con los demás…

La Paz no se firma,

La Paz no se compra,

La Paz no se logra hablando de ella,

La Paz no se logra culpando nuestros dirigentes ni agentes armados ilegales,

La Paz se consigue con un cambio consciente de actitud,

La Paz se consigue sintiéndola desde nuestros corazones,

La Paz se consigue desde el interior de nuestros hogares,

Desde ahí se regala con sonrisas a nuestros semejantes,

Se siente, se contagia, se multiplica y luego se vive…

EN PAZ…

Uriel Anuff Velásquez

Colombia

Advertisements
Posted in: Colombia